¿Qué nos aporta la norma ISO 9001:2015 frente a las versiones anteriores?

Si consideramos el entorno actual en el que se desenvuelven las organizaciones, es decir, un entorno en continuo cambio al que hay que saber anticiparse y adaptarse si se desea tener éxito a futuro, la ISO 9001:2015 nos facilita precisamente esas herramientas.

Las organizaciones ya no se conciben como puntos aislados en el universo, al contrario, se consideran entidades en continua interacción con su entorno, sobre el que influyen y  que influye en ellas de igual manera.

Esta norma facilita la gestión interna de la organización y también la gestión externa, aportando un enfoque de planificación estratégica, teniendo en cuenta el contexto y las partes pertinentes, la gestión de riesgos y oportunidades,  y mucho más.